Platos típicos

Cada región tiene un plato típico característico; los principales son: la bandeja paisa, el ajiaco y el sancocho.

La bandeja paisa es originaria de Antioquia, se consume en muchas ciudades colombianas y es muy reconocida a nivel internacional. Se compone de fríjoles, arroz, carne molida, chicharrón (piel de cerdo frita), chorizo, morcilla (embutidos), tajadas fritas de plátano, un huevo frito, tomate rojo, aguacate, arepa y hogao (salsa salada a base de tomate y cebolla).

El ajiaco es una sopa típica de Bogotá, preparada con tres tipos de papa, pollo, mazorca y una hierba llamada guasca, cuyo  sabor caracteriza este plato. Suele servirse acompañado de una porción de arroz blanco y aguacate.

El sancocho es una sopa espesa que contiene diferentes combinaciones de carnes (pollo, gallina, cerdo, pescado, res), papa, yuca, plátano, mazorca, legumbres (fríjol, lenteja, arveja) y hortalizas (zanahoria, cebolla, ajo, cilantro, apio). Las recetas varían, por ejemplo, en el Valle del Cauca y Nariño se prepara sancocho de gallina; y en la costa Caribe, sancocho de pescado.

En las zonas costeras del Pacífico y el Caribe se come el pescado frito acompañado con arroz con coco y patacón (plátano verde frito). En los Llanos Orientales, ternera a la llanera (conocida como "mamona"), entre otros.

Todas las regiones además tienen una serie de deliciosos pasteles típicos, preparados con harina de maíz, de trigo, mazorca o almidón de yuca, como la arepa, empanada, almojábana, las achiras, el pan de bono, el pan de yuca y el buñuelo.